Fecha: 15 de febrero                                     Hora: 20

Lugar: Hotel “Torremar” de Torre del Mar

Resumen de la obra

En el escenario majestuoso de la Ribeira Sacra, Álvaro sufre un accidente que acabará con su vida. Cuando Manuel, su marido, llega a Galicia para reconocer el cadáver, descubre que la investigación sobre el caso se ha cerrado con demasiada rapidez. El rechazo de su poderosa familia política, los Muñiz de Dávila, le impulsa a huir pero le retiene el alegato contra la impunidad que Nogueira, un guardia civil jubilado, esgrime contra la familia de Álvaro, nobles mecidos en sus privilegios, y la sospecha de que ésa no es la primera muerte de su entorno que se ha enmascarado como accidental. Lucas, un sacerdote amigo de la infancia de Álvaro, se une a Manuel y a Nogueira en la reconstrucción de la vida secreta de quien creían conocer bien. La inesperada amistad de estos tres hombres sin ninguna afinidad aparente ayuda a Manuel a navegar entre el amor por quien fue su marido y el tormento de haber vivido de espaldas a la realidad, blindado tras la quimera de su mundo de escritor. Empezará así la búsqueda de la verdad, en un lugar de fuertes creencias y arraigadas costumbres en el que la lógica nunca termina de atar todos los cabos.

Resumen de la sesión

Como opinión en general, del análisis de esta obra de Dolores Redondo, podemos decir que ha provocado división de opiniones entre los asistentes a la tertulia. Vamos a ver el porqué.

El argumento nos ha parecido a una mayoría, interesante, aunque alguno  ha matizado que con un desenlace precipitado, pareciendo que la autora aceleró los acontecimientos en las últimas páginas. Otros, expusieron que la historia es una novela negra con un argumento bastante creíble y con un proceso de investigación coherente  que ha sabido mantener hasta el final el interés por conocer el desenlace. Tres crímenes que aclarar, drogas, abusos sexuales, maltrato… en una historia que se desarrolla en una zona privilegiada de Galicia – la Ribeira Sacra – y  en la que tres personas sin ninguna relación entre ellas hasta ese momento, se unen por diferentes motivos con el fin de aclarar la muerte de Álvaro.

Los personajes les han parecido a unos muy completos y bien definidos como los de Álvaro, Manuel y el Teniente de la Guardia Civil, Nogueira. También se destacó el papel del Padre Lucas, de Herminia, la ama de llaves del Pazo y de la sorprendente Catarina, esposa de Santiago. Para otros de los asistentes, el número de personajes resultó excesivo o “no me dicen nada y sus comportamientos me parecen que son un poco liosos”.

Otro aspecto de discrepancia fue el exceso de explicaciones que da la autora en las descripciones de los diferentes espacios y lugares, lo que ha llevado a juicio de estos participantes a incrementar el número de páginas de la obra que podría haber sido más breve y por ello, a veces, les resultó pesada. Para otros, esas descripciones forman parte del encanto del libro, pues una de las habilidades de Dolores Redondo (como ya demostró en la Trilogía del Baztán) es esa forma de describir, sobre todo, los paisajes. “Entran ganas de ir a conocer la Riveira Sacra o algunos de los Pazos gallegos por la forma tan bella de como los describe.” “A mí no me han sobrado páginas, he disfrutado mucho con sus descripciones.” apuntó alguien.

Ahora vamos a analizar diferentes matices que se quisieron resaltar dentro  de la obra.

“Lo que más me ha gustado es que los comportamientos de algunos personajes no son como parecen. El Teniente Nogueira trata con desprecio a Manuel cuando éste le dice que Álvaro es su marido (en el momento en que va reconocer su cadáver tras el accidente), provocando la mofa en el Teniente. Y vemos cómo va consolidándose  esa relación, en principio profesional de Nogueira, en amistad profunda que le lleva a confesar sus problemas familiares a Manuel y aceptar los consejos de éste que conducirán a un feliz desenlace de este conflicto e incluso llegando a ser considerado como uno más de la familia”.

También analizamos el comportamiento de los Marqueses de Santo Tomé, cuya forma de actuar demasiado tradicional,  chocó a alguno en relación a los tiempos en que vivimos. La defensa de sus privilegios y la influencia en las altas instancias políticas y judiciales fue considerado por algunos como poco creíbles y muy real por otros. Llamó la atención el mal trato que los Marqueses daban a sus hijos Álvaro, Santiago y Fran culpándoles con este comportamiento de lo que el  destino les reservó a cada uno. “¡Qué padres tenían!” exclamó alguien. En esta línea nos sorprendió cómo pudieron influir sobre las autoridades para frenar las investigaciones en las muertes de Fran y Álvaro y que los dos crímenes fueran considerados como un suicidio en el primer caso, y una muerte por accidente de tráfico en el segundo. Las órdenes impartidas “desde arriba” frenaron las investigaciones y conclusiones de toda una forense, dejándolo en nada. Sólo la constancia del recientemente jubilado Teniente Nogueira, harto de los privilegios y abusos que cometían en la comarca los Marqueses y que también él llegó a sufrir en su familia, va a hacer posible que se descubra lo que había detrás de la muerte de Álvaro y Fran. Alguien resaltó que lo único que le interesaba a la familia era “el postureo”, el quedar bien ante todos para no dañar la imagen del marquesado. Así se explica el comportamiento del padre al enterarse de los graves sucesos acaecidos en el Seminario y del que fueron tristes protagonistas Santiago y Álvaro o del comportamiento de la madre (apodada El Cuervo por Herminia, la ama de llaves) tras los fallecimientos de Fran y Álvaro y el internamiento en una clínica de Santiago después de su intento de suicidio.

Se resaltó la naturalidad con el que se trata el tema de la homosexualidad en el caso del matrimonio de Álvaro y Manuel, si bien también hubo discrepancias al analizar el tipo de relación que mantenían ambos. Y es que el descubrimiento por Manuel de la existencia de la familia gallega de Álvaro (que él desconocía) y las consecuencias que va a tener tras su muerte, van a provocar otra vez diferencias entre los tertulianos. “¿Es lógico el comportamiento de Álvaro con Manuel al ocultarle la existencia de su familia gallega y la historia que vivió en su infancia que le lleva hasta su destierro en Madrid? ¿Hasta dónde pueden llegar los límites en los secretos de una pareja?” Los argumentos contrarios van en esta línea: “Álvaro se avergonzaba de su familia y no tenía ninguna relación con  ella desde que su padre lo envía a Madrid tras los graves sucesos acaecidos en el Seminario; no se hablaba con sus padres y para él era como si no existiesen; es lógico que no quisiera involucrar a Manuel en una historia que él mismo quería olvidar; pensó que con esa forma de actuar  protegía su matrimonio”. ” Muchas veces la fidelidad en una pareja sólo la consideramos referida  a temas sexuales y olvidamos otros aspectos; yo creo que sí se lo debería haber contado”, manifestó otro de los asistentes. “¿Puede cambiar la interpretación de este ocultamiento por el hecho de ser una relación entre una pareja homosexual y no heterosexual?” “No lo creo – respondió alguien-; más bien es consecuencia del tipo de relación que llevaban ambos, con Manuel que vive entregado fundamentalmente a su escritura y Álvaro que mantiene con su pareja el mismo afán protector que ya había mostrado desde pequeño con sus hermanos.” En esta misma línea hubo quien no entendía cómo Álvaro pudo vivir con toda naturalidad tras el suceso acaecido en el Seminario y del que fue protagonista su hermano Santiago, e incluso llegar a  ocultárselo a su pareja.

Otro aspecto que se destacó de la novela fue la evolución del comportamiento de Manuel, de total desconfianza hacia Álvaro en un  principio, al sentirse engañado por la forma de actuar de éste. No le encuentra explicación a que Álvaro haya fallecido en un accidente de tráfico en Galicia cuando había salido de la casa de ambos en Madrid para un tema relacionado con su trabajo de publicista en Barcelona. A lo largo de la novela y por hechos muy bien conectados (las gardenias que se encuentra en diferentes momentos y lugares, la conversación con la prostituta, la aparición del anillo de bodas o la ruta que figuraba como destino final en el navegador en el momento del accidente), Manuel descubre que el cariño y la fidelidad de Álvaro siempre existió; aunque le había ocultado cosas de su vida, todo tenía una explicación y no era lo que se había imaginado.

En fin, mucho debate – que es lo que nos gusta- y una conclusión aceptada por todos: es un libro simplemente entretenido que, pienso, es también uno de los fines que  buscamos en la lectura ¿no…?

 

0-0-0-0-0-0-0-0

Próximo libro: “Las sinsombrero”                             Autora: Tania Balló

Lugar: Hotel “Torremar” de Torre del Mar               Hora: 20 h.

 

 

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
error: Content is protected !!