Fecha: 17 de diciembre                                                Hora: 19h.

 Lugar: C.C. Antigua Azucarera                        

Resumen del libro

¿Cuál es el peso de la familia en nuestras vidas, y cuál es el peso del dinero en nuestras vidas? ¿Qué sucede cuando una madre decide no cuidar de su hija, y qué sucede cuando una hija decide no cuidar de su madre? ¿Habríamos sido diferentes de haber nacido en otro lugar, en otro tiempo, en otro cuerpo? En esta novela hay dos mujeres: María, que a finales de la década de los sesenta deja su vida en una ciudad del sur para trabajar en Madrid, y Alicia, que nace más de treinta años después y repite su camino por motivos diferentes. Sabemos lo que las separa, pero… ¿Qué las une? ¿Qué les pertenece, qué han perdido?

“Las maravillas” es una novela sobre el dinero. Una novela sobre la falta de dinero: sobre la manera en la que nos define el dinero que no tenemos. Es también una novela sobre cuidados, responsabilidades y expectativas; sobre la precariedad que no responde a la crisis sino a la clase, y sobre quiénes −qué voces, en qué circunstancias− contarán las historias que nos permitan conocer nuestros orígenes y nuestro pasado. “Las maravillas” recorre las últimas décadas de la historia de España: desde el final de la dictadura hasta el estallido feminista, contado desde la periferia de una gran ciudad y en las voces −y en los cuerpos− de quienes no pueden manifestarse porque tienen que trabajar. En “Las maravillas”, a su manera una novela de aprendizaje, hay también pisos compartidos, líneas lentas del transporte público, raciones en bares con platos salpicados de aceite…

Resumen de la sesión

El libro de “Las maravillas” empieza y termina con la manifestación feminista del 8 de marzo de 2018, el 8-M. En esa manifestación, las dos protagonistas principales de la novela, María y Alicia, abuela y nieta, coinciden pero no se reconocen. ¿Qué ha ocurrido en sus vidas para que se dé esta circunstancia tan anormal? Para entenderlo, tuvimos que analizar en la tertulia a ellas dos y sus historias.

María llega a Madrid en 1968 a casa de sus tíos poco después del nacimiento de Carmen, como madre soltera, por decisión de sus padres que se quedan en Córdoba con su hija. En la casa vivían además sus dos hermanos, Chico y Soledad. En “Las maravillas” se nos va a mostrar el paralelismo de las vidas de la abuela – María – y Alicia – la nieta -. Las dos se van a trabajar a Madrid y las dos pasan las mismas necesidades económicas. Pisos compartidos, habitaciones alquiladas durante muchos años, hasta que ambas encuentran una pareja con quien convivir aunque enfocan esta decisión de forma diferente. Son varios los mensajes que nos quiere transmitir la autora como iremos analizando con las intervenciones de los asistentes a la tertulia, pero uno de los más relevantes es el de la importancia del dinero como algo que marca nuestras vidas, de cómo su ausencia nos determina.

María vive en Carabanchel y trabaja en Madrid en diferentes casas, entre ellas cuidando a una mujer muy mayor, Doña Sisi, con quien tuvo la desgracia de vivir su fallecimiento estando ella sola en la vivienda, mientras su hija estuvo ausente durante dos días para asistir a los funerales de Franco. Una vez que ya no fueron necesarios sus servicios en esa casa, María empezó a trabajar como limpiadora en los Nuevos Ministerios. Hablamos de la vida de María y uno de los temas que produjo más debate fue la falta de contacto que mantuvo con su hija Carmen desde que se fue a vivir a Madrid. Para un@s, María siempre pensó en llevarse a su hija con ella una vez que estuviese instalada y viviera en una casa en condiciones, pero las circunstancias adversas lo impidieron. Para otr@s, los culpables de que María no tuviese relación con su hija fueron sus padres que obligaron a su hija a marcharse a Madrid, asumiendo ellos el cuidado de Carmen  junto a Chico y Soledad, sus hermanos. Cuando María habla con su casa de Córdoba, con quien únicamente se relaciona es con su hermano Chico, a quien pregunta por la evolución de su hija, pero sin tener nunca una conversación con ella. Cada vez se van espaciando más estos contactos con Chico lo que ayuda a  despegarse totalmente de su hija. La culminación de este desapego va a tener su representación más cruda en la petición que le hace Carmen a su tío Chico, de que su madre no asista a su boda. Carmen se casará, también muy joven, con un importante hombre de negocios y tendrá dos hijas: Alicia y Eva.

Para algún@s de l@s asistentes, la autora nos quiere plantear – otro de los temas de la obra – que los lazos de sangre no son los que hacen a una familia, pues la relación entre María, Carmen y Alicia, se rompe y, en el caso de María, la verdadera familia la forman Pedro, Irene, Laura y las amigas de la Asociación con quienes estaba muy vinculada. María, que ya en esta época tiene como pareja a Pedro, aunque viva cada uno en su casa, le acompaña a las reuniones de la Asociación. Si estas eran de hombres, mientras tomaban unas tapas, María apenas hablaba, pues las opiniones de las mujeres en aquella sociedad española de los años 50-60, apenas se tenían en cuenta. Y lo curioso era que las opiniones que Pedro expresaba en esas reuniones como propias, eran muchas veces lo que previamente habían hablado en casa y que era el punto de vista de María. Otra situación diferente era la de María con las mujeres de la Asociación, donde estaba muy comprometida  y se  mostraba como una mujer luchadora con muchas ganas de aprender. Desde pequeña su tío Chico la aficionó a los libros y al cine y una vez en la Asociación una de sus amigas, Laura, le asesoraba sobre libros y lecturas relacionadas con la actualidad. “Nos cedieron a las mujeres una habitación en la Asociación pensando en que sería para hablar de recetas de cocina y temas “de mujeres”, pero cuando vieron el cariz que tomaban las reuniones sobre temas sociales y de derechos de la mujer, nos retiraron la autorización y tuvimos que alquilar un local fuera pagado por nosotras mismas. En nuestras reuniones hablábamos de temas que a los hombres les interesaban poco: el divorcio, el aborto, la violencia machista (de golpes y de palabras)…”-cuenta María-. Alguien plantea cómo habíamos visto la relación entre María y Pedro, según lo contado en esta historia. Se opina que ella quería una relación abierta, donde se vieran cuando a cada uno les apeteciera. Tampoco ella quería responsabilidades con la familia de Pedro que, según la propia María, la consideraba como una simple compañía y como un complemento más a sus pertenencias: su casa, su sofá, su mujer… Para una de las participantes, Pedro era una rémora para María, no le aportó nunca nada y ella misma confesaba que se dio cuenta de que conforme más pensaba por su cuenta, más incómodo se sentía él. Por eso cuando Pedro le plantea casarse, ella se baja del autobús de forma inesperada en una parada anterior a la suya, cayéndose al suelo y produciéndose una herida, todo ello ante la indiferencia de Pedro. La relación, duró solo un año más. Alguien definió a María como una persona de gran categoría humana que creció mientras se fue haciendo a ella misma.

Alicia vive la misma vida precaria que su abuela en Madrid en los primeros años de la crisis económica de 2008, casi treinta años después que su abuela. Al principio llega para estudiar, pero las circunstancias le obligan a ponerse a trabajar, viviendo en un piso compartido primero y alquilando habitaciones en diferentes puntos de Madrid, después. Cuando conoce a Nando, su pareja, se instala en su piso de San Blas. Llega a casarse con él, pero lo hace más por interés y supervivencia que por enamoramiento. Pacta con él la ausencia de hijos pero su vida es de una falsedad continua buscando a otros hombres que le sirvan de vía de escape a sus deseos. En la tertulia se resalta la diferencia de carácter de María y Alicia. Mientras María es muy sociable y participa activamente en la Asociación de su barrio donde tiene muchas amigas, Alicia tiene un carácter muy difícil desde los tiempos del Colegio en que sufrió acoso por parte de sus compañer@s por la ostentación que hacía del nivel de vida familiar y que continuó con la ruptura  con su madre Carmen y su hermana Eva tras la muerte por suicidio de su padre, lo que les llevó a la ruina. Pasaron de vivir con lujo a sufrir grandes privaciones. Alicia siempre consideró a su madre culpable de esta desgracia familiar y de la trágica decisión que tomó su padre ya que ella no supo administrar bien sus muchas propiedades. Desde su llegada a Madrid, Alicia rompe con su familia, contándole a Nando que su madre y su hermana no le caen bien y que ha roto con ellas. Sólo habla de vez en cuando con su tío Chico. Alguien define a Alicia como insociable, antipática y egoísta; insoportable desde niña.

La autora ha querido dar voz  a personajes corrientes que les cuesta mucho sobrevivir con el trabajo diario. Se llega a la conclusión de que el libro es sumamente real y eso le lleva a ser desesperanzador y pesimista, ya que la retórica nos dice “lo conseguirás si lo sueñas, si te esfuerzas”, pero no; a veces lo sueñas, a veces te esfuerzas, y sigues como estás: mal. Y es que la clase social marca siempre tus límites. En estos dos personajes, sobre todo María, después de una vida entregada a su trabajo y a los demás, sigue al final de su etapa laboral con las mismas necesidades económicas. A pesar de ello, María se considera una gran profesional que se siente orgullosa de lo que hace en el trabajo y fuera de él, aunque no hubiese progresado económicamente después de tantos años de dedicación y esfuerzo. Hay una frase que lo resume todo: cuando María se pregunta al llegar a su casa después de la manifestación del 8-M, a modo de balance de su vida: “Todo lo que ha ocurrido, ¿mereció la pena? Todo desde el principio: sin obviar nada” se respondió.

Según la autora, la novela empieza y termina con la manifestación del 8-M como algo simbólico. Termina ese día porque tiene que ver con el periplo vital de María. Es la culminación de su vida. María nos dice ese día: “Toda mi vida, los setenta años que voy camino de cumplir, los he vivido para despertarme hoy.” Y en ese contexto aparece también Alicia, alguien que no le interesa el mundo, rodeada de gente que quiere cambiar el mundo. María luchando por cambiar la sociedad; Alicia protestando por las incomodidades que le ocasiona la manifestación que quiere cambiarla. Por eso coinciden y  se ven pero no se reconocen…

Muchos son  los temas que nos ha ido planteando la autora en la novela: lo que condiciona a la vida la falta de dinero; la precariedad laboral, económica y humana; la importancia de los lazos de sangre; las obligaciones familiares; el compromiso de las generaciones… Sobre todos ellos comentamos.

División de opiniones sobre la novela. A algún@s les ha parecido difícil de leer por hablar de diferentes personajes en distintas épocas que se entremezclan. También la forma de escribir de la autora. En el otro sentido, “Las maravillas” se ha catalogado como una novela distinta, realista y profunda, aunque sea pesimista. Es buena literatura que ayuda a mejorar el nivel de nuestro Club de Lectura. Un cambio de estilo, que siempre viene bien…

0-o-0-o-0-o-0

Próximo libro: “La buena suerte”                                       Autora: Rosa Montero

Fecha: 21 de Enero                                                              Hora 19 h

Lugar: C.C. Antigua Azucarera                                           Torre del Mar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
error: Contenido protegido