Museos y Paisajes Culturales

Este año 2016, el lema escogido para celebrar el Día Internacional de los Museos ha sido Museos y Paisajes Culturales, que presupone una forma de responsabilidad de los museos con respecto al paisaje del que hacen parte, al cual pueden aportar su contribución de conocimientos y competencias propias, siendo protagonistas activos de su gestión y buen mantenimiento. La misión principal de los museos es velar sobre el patrimonio, que esté dentro o fuera de sus muros. Su vocación natural es la de ampliar su misión y desplegar sus propias actividades en el campo abierto del patrimonio cultural y del paisaje que los entorna y del cual pueden asumir la responsabilidad, en grados diversos.

Resaltar el lazo existente entre los museos y el patrimonio cultural, es también hacer surgir la idea de museos como centro territorial de una protección activa del paisaje cultural.

Por eso desde la SAC proponemos una idea que tiene mucho que ver con este lema: Un lugar para la memoria. Patrimonio integral e identidad.

La palabra “patrimonio”, según la RAE, del lat. (patrimonĭum), en su primera definición alude a la “hacienda que alguien ha heredado de sus ascendientes, en esta línea, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) matiza lo anterior considerando el término como: “lo heredado es nuestro legado del pasado, aquello con lo que vivimos hoy y lo que pasamos a las generaciones futuras. Nuestra herencia cultural y natural son, ambas, fuentes irremplazables de vida e inspiración”.

Cuando en 2003 tuvo lugar en París la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, se apostó especialmente por la salvaguardia del la cultura tradicional y popular, así como la interdependencia con otros valores patrimoniales y la defensa ante lo que ellos denominan “mundialización” y que hoy en día podemos asimilar con el concepto de globalización, ya que implicaría la destrucción, desaparición, etc., de estos valores patrimoniales.

De esta idea surgen los denominados “museos de la memoria” que tratan  de preservar conceptos fundamentales que constituyen valores patrimoniales vinculados a la consagración de la identidad histórica y social de todo un pueblo.

En este sentido,  “La Azucarera Ntra. Sra. del Carmen de Torre del Mar”, se debe considerar no sólo como parte del patrimonio cultural, vinculado al conjunto de bienes tanto materiales como inmateriales, tangibles e intangibles, sino como parte del legado transmitido por todos los torreños y torreñas que consagraron su vida a la historia de La Azucarera.

Se trataría, de un lugar fundamentado sobre el valor del Patrimonio Integral aunque para ello se apoye en el “patrimonio material” a través de documentos, fotografías, videos, objetos…  y en el “patrimonio inmaterial” a través de la construcción de la historia de Torre del Mar.

Por ello, desde la SAC, proponemos su vinculación a la historia de Torre del Mar y al recuerdo de aquellos hombres y mujeres que formaron parte de la esencia de este  emblemático lugar. Así como que su contenido se constituya tanto por testimonios, como por los propios objetos, de tal modo que eviten la devirtualización de este espacio, para que se convierta en un lugar completamente vivo, que se renueve con cada historia, con cada elemento gráfico o material que aparezca y  que forme parte de la tradición local, donde la memoria es el valor fundamental, promovida para evitar en olvido, con un claro carácter pedagógico y patrimonial.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
error: Content is protected !!