Esta mañana en las Carmelitas hemos celebrado El Día Mundial de los Museos con una perfomace en torno a los museos prometidos y no realizados. Hemos ofrecido caña de azúcar, miel de caña,  pan con aceite ….y al final Rosa Delgado ha leído este manifiesto.

Este año se celebra el Día Internacional de los Museos bajo el lema difundido por el ICOM “MUSEOS: MEMORIA + CREATIVIDAD=PROGRESO SOCIAL” con esta ecuación matemática se resumen la misión-visión de cualquier museo.

 El Museo como difusor del patrimonio se convierte en un instrumento al servicio de la sociedad, desempeñando todas las funciones que marca su definición como tal; (adquirir, conservar, investigar, difundir, educar), para lo cual sus actividades irán dirigidas a lograr un alto grado de implicación social.

 Un museo debe aprender de sus debilidades para poder enfrentarse a ellas, luchar contra sus amenazas para contrarrestarlas y superarlas, potenciar sus fortalezas contando con la creatividad de aquellos que lo constituyen y que permiten lograr una institución dinámica y acorde con los nuevos tiempos, así como reforzar sus oportunidades ya que éstas serán las que lo conviertan en un ente capaz de adaptarse al devenir de los tiempos incorporando nuevas herramientas y lenguajes.

 Es por ello por lo que el museo actual no sólo debe ser capaz de responder a las cuestiones básicas en torno a la propia colección, sino en su afán de ir más allá debe cumplir con unos objetivos concretos capaces de atraer y fidelizar al visitante, ya que la cultura se sitúa entre los mercados en competencia que tratan de luchar por captar el tiempo libre de las personas. Es en este punto donde entra en juego la creatividad de la institución mediante el ingenio y la vitalidad permitiendo que éstas se conviertan en fortalezas para intentar competir por el tiempo de ocio del público, principalmente frente a los centros comerciales de ahí que se oferta sea lo suficientemente atractiva como para captar y atraer al público con programas de formación y difusión adaptados a los diferentes niveles y tipos de visitantes, pues el fin último del Museo es el PÚBLICO.

 Desde la SAC queremos unirnos un año más a la celebración de este día reivindicando la existencia de un museo vivo; que dentro de su memoria reúna pasado, presente y futuro, un museo que se reinvente con cada exposición y que se presente como dinamizador cultural implicando a su entorno social con fines tanto educativos como lúdicos. Por ello reclamamos la creación de los prometidos “Museos de la Memoria” (Museos del Azúcar, del Aceite, de la Historia de nuestra ciudad…); que intenten preservar y difundir el patrimonio en beneficio de la comunidad ya que sin un conocimiento previo de nuestra historia y puesta en valor de ese patrimonio histórico hasta cierto punto olvidado, estemos perdiendo parte de nuestra identidad. Un museo debe ser una institución que logre evolucionar través del ingenio y la vitalidad huyendo del estancamiento, aprendiendo de nuestros errores y potenciando el ya mencionado  progreso social.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies