Fecha: 20 de febrero                                  Hora: 20 h.

Lugar: “Hotel Torremar”                           Torre del Mar

Resumen del libro

De ratones y hombres narra la historia de Lennie, un deficiente mental, y su compañero y ángel de la guarda George, dos braceros al borde de la indigencia. Contratados en una granja regentada por un ex boxeador, la insatisfecha esposa del patrón pone en serios aprietos a Lennie, que la mata accidentalmente y huye al bosque. Un conmovedor canto a la amistad y sobre todo una novela intensa con unos diálogos ejemplares y perfectamente construidos, de la que ningún lector podrá olvidar su desenlace.

Resumen de la sesión

Al hablar de esta obra que comentamos hoy de John Steinbeck, recordamos que su autor fue Premio Nobel de Literatura en 1.962, pero además, escribió entre otras muchas, “La perla”, “Las uvas de la ira” o “Al este del Edén” llevadas al cine o al teatro  con un éxito extraordinario. Precisamente “De ratones y hombres” podría considerarse en su estilo como novela-teatro por su lenguaje sencillo, personajes sencillos y técnicas literarias sencillas. Alguien apunta que en su publicación (1.937) fue un libro muy polémico, ya que se acusaba a Steinbeck de utilizar un lenguaje muy vulgar; sin embargo hoy se lee en todas las escuelas de EEUU de forma obligatoria.

Situamos la historia en la Gran Depresión estadounidense de los años 30 y nos narra la vida de dos temporeros, George y Lennie, con un tipo de trabajo muy frecuente en esta época, llegando a Soledad en California. Claro que lo normal es que los trabajadores fueran solos y no acompañados como en este caso, siendo la soledad una de las numerosas denuncias – y que citaremos más adelante – que se relatan en este breve libro. La relación entre ellos dos es de amistad pero desempeñando el primero el papel de “tutor” del segundo por encargo de la tía de Lennie, Clara, ya que es tremendamente fuerte, pero deficiente mental, lo que va a llevar a George a vivir situaciones muy comprometidas provocadas por Lennie. Las causas que pudieron llevar a este   compromiso originó un pequeño debate, siendo una de las muchas dudas que va a provocar Steinbeck a lo largo del libro. También se recordó que esta historia está basada en la propia experiencia del autor que tuvo una vida de vagabundo y temporero en su juventud.

Una de los temas fue el analizar la personalidad de Lennie, llegando a la conclusión de que no tenía maldad, considerándolo como un niño pequeño y como tal eran sus comportamientos. Alguien comentó que George lo mimaba mucho pero se le rebatió diciéndole que más bien eran muestras de cariño y amor hacia él dadas sus limitaciones. Se alaba el compromiso de George con su cuido, a pesar de los problemas que le causaba, aceptándolo como era a pesar de las numerosas correcciones que le tenía que hacer. Se señala lo complicado que era tratar a personas como Lennie, y sin embargo George, a pesar de su rudeza como campesino, empleaba una gran habilidad hablándole con gran dulzura y repitiéndole una y mil veces aquel cuento interminable de los conejos que él iba a criar en un terreno que comprarían algún día. Como le chillaran, Lennie se volvía agresivo, como le pasó en el pueblo de Weed cuando al querer tocar el vestido de una de las chicas de la cantina, ésta empezó a chillar diciendo que la quería violar. El resultado fue que tuvieron que salir del pueblo de forma precipitada huyendo de los vecinos que los querían linchar. Este fue el motivo de su llegada a un nuevo rancho de Soledad donde se desarrolla la historia que cuenta este libro.

Para ver la dependencia que tenía Lennie de George, se comentó el momento de tensión que originó Crooks, el cuidador de caballos, de raza negra, cuando hablando con Lennie en su habitáculo le insinúa a éste que George, que ha ido a divertirse al pueblo con sus compañeros a pasar la noche del sábado, no piensa volver y se va a quedar ya solo para siempre. Al ver la cara de violencia de Lennie, tuvo que rectificar rápidamente diciéndole que ya estaban al llegar todos. La relación de Crooks con el resto de peones del rancho será también una muestra del racismo imperante en aquel lugar.

Se comenta que Steinbeck relaciona en sus obras a las personas con la naturaleza, siendo este libro un ejemplo de ello. La ilusión de George y Lennie era la de todos los campesinos: tener una propiedad donde ellos fueran dueños de sus decisiones. Es una historia muy bonita – se dijo – que continúa cuando el anciano Candy, barrendero del rancho, también quiere formar parte del “proyecto” de George y Lennie de poseer un terrenito para sembrar maíz  y una pequeña granja con un perro, conejos, una cabra y una vaca, donde ellos decidirían cuando iban a dejar de trabajar. Esto le alegra la vida al  triste de Candy que lo veía como una realidad, llegando a ofrecer todos sus ahorros para que esta idea fuese realizable. Alguien opina que este proyecto no podía ser viable, pero lo hacían para ilusionarse por la vida tan miserable que llevaban o para hacer George feliz a Lennie y controlar así su comportamiento. La opinión de que era inviable se basaba en el argumento de Crooks, que manifestaba que todos los trabajadores decían lo mismo y luego se gastaban el dinero en bebida y mujeres. Se matiza que este sueño lo tuvo George mientras tuvo a su lado a Lennie, pensando después en sobrevivir como hacían todos, según  interpreta alguien tras el desenlace final. ¿Mantendrían George y Candy el proyecto sin Lennie? Se opina que es una duda más que nos deja Steinbeck en el aire para que cada uno le ponga su final.

Se aporta la relación de temas que se tocan, de una u otra forma, en el libro: la amistad, la solidaridad, la soledad, el racismo, las ilusiones, la vejez, el abuso de autoridad, la compasión, la supervivencia… Muchos e interesantes.

Otro de los personajes que analizamos, es el de la única mujer que aparece en la obra (sin contar a la tía Clara) y que curiosamente el autor no le pone nombre: la mujer de Curley (hijo del patrono del rancho). Es una mujer desgraciada por el trato que recibe de su marido que no le hace caso al ser un matrimonio de conveniencia para ambos, donde él sólo veía poseer su figura atractiva y ella su poder económico. El marido, antiguo boxeador profesional, sólo se dedicaba a retar a los demás buscando pelea, viendo ahora al fortachón de Lennie como alguien a quien provocar. Ella, ante la soledad a que le somete su marido, busca conversación y compañía entre los hombres que trabajaban en el rancho, recibiendo el desaire de la mayoría y los celos del machista de su marido que siempre la estaba buscando por el rancho preguntando a los trabajadores por ella ya que “no se fiaba” de su comportamiento, pensando, incluso, que tenía alguna relación con Slim, el mulero, quizá el más respetado del rancho por el resto. Al igual que con Curley, Lennie también va a ser objeto de la atención de su mujer con dramáticas consecuencias. No trata Steinbeck muy bien a las mujeres en esta obra, ya que los dos casos en los que intervienen mezclándose en la vida de Lennie, lo hacen de forma muy desagradable para los intereses de éste o bien para citar las visitas que hacen los trabajadores a los prostíbulos los fines de semana.

Otro de los temas que denuncia el libro es el de la vejez, representado por el trato que se le da al perro de Candy y a éste mismo. Carlson, uno de los peones del rancho, convence a su dueño para que sacrifique de un disparo a su perro que estaba ciego, apenas comía y echaba muy mal olor. Discrepancias en el debate sobre si se hizo bien o no al matar al perro de Candy. Lo que sí se vio fue un paralelismo entre la vejez del perro y la de su dueño; la situación de las personas de edad avanzada dentro de nuestra sociedad. Otro aspecto que se analizó fue el que Candy se arrepintiera de haber dejado que Carlson sacrificase a su perro en vez de haberlo hecho él mismo. Steinbeck nos está anunciando con este incidente el desenlace final pero con otros protagonistas.

Me ha parecido una obra muy dura, durísima – manifiesta otra asistente – , cómo en una obra tan corta se puede exponer un fatalismo social tan duro. Personas que están condenadas a repetir roles y a no poder salir de su círculo. Parece que en ciertos momentos van a conseguirlo pero es la realidad de un fracaso, de gente que parece que van a salir a flote pero no lo consiguen. También quiso resaltar lo tremendamente circular del argumento del libro que empieza y finaliza en el mismo lugar, así como la simbología de las muertes del ratoncito y del perrito por las caricias de Lennie y el aviso que le da George de que si alguna vez le pasa algo se dirigiese hacia el río junto a las cañaveras,  el mismo lugar de su llegada a Soledad.

Para otro de los asistentes han sido dos los temas que le han hecho recapacitar. Primero, la vida de los campesinos, de los temporeros; una vida monótona con muchas privaciones y necesitando de la diversión en las cantinas como único escape. Una vida amarga a pesar de las ilusiones que se montan. Segundo, el cargo que se echa George, con Lennie, persona discapacitada en el que el nexo no es la familia, sino la amistad. Además, ambos se complementan perfectamente.

¿Os esperabais el desenlace final?, se preguntó. Algunos opinaron que desde que George le dice a Lennie dónde tenía que acudir si ocurriese algo lo pensaron, así como  que iba a tener problemas con la mujer de Curley dado su carácter coqueto con los hombres y las características de Lennie que ya había tenido problemas con otra mujer en el pueblo de Weed. Lo que ocurrió entre Lennie y la mujer de Curley fue fruto de la provocación de ésta que desconocía las debilidades y limitaciones de Lennie en las demostraciones de afecto y cariño hacia los demás. Lennie no quería matarla; a lo más que llega es a reconocer que ha hecho “algo malo” que va a disgustar y enfadar a George. A mí me sorprende el final junto al río – decía alguien – ya que lo que hace George es cometer un asesinato. Esta opinión fue inmediatamente rebatida por una mayoría que vieron en ello más un acto de amor que otra cosa, ya que lo que George quiso evitar con su acto, fue la venganza y el linchamiento que Curley y el grupo de peones del rancho pensaban realizar si encontraban a Lennie. Solo George y Slim entendieron realmente lo que allí había ocurrido.

Para finalizar, alguien comparó el último momento de George con Lennie con la escena de la película “La vida es bella” donde el padre se despide de su hijo jugando o las imágenes que hemos visto estos días en TV de la guerra de Siria en las que un padre hace reir a su hija, para huir del dramatismo del momento, mientras explotan las bombas a su alrededor. Cómo en esos duros momentos alguien es capaz de deformar la realidad convirtiéndola en algo divertido para evitar el sufrimiento. George hace disfrutar a Lennie repitiéndole una y otra vez la historia del terrenito, los conejos y demás animales que van a tener, mientras llega el triste y macabro momento. No hay sufrimiento. George, es una persona que fue capaz de cumplir hasta el último instante, y a pesar de todo, el compromiso que había adquirido ante  la tía Clara de cuidar de Lennie.

 “El libro es cortito y, como los perfumes concentrados, una maravilla”, aportaba de una de los asistentes. Cada personaje es para analizarlo individualmente y el mensaje y el compromiso social de Steinbeck, manifiesto. Un libro precioso.

o-0-o-0-o-0-o-0-o

Próximo libro: “El poder”                                      Autora: Ana Rocío Ramírez

Fecha: 19 de marzo                                                 Hora: 20 h.

Lugar: “Hotel Torremar”                                            Torre del Mar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
error: Content is protected !!