Un 19 diciembre reivindicativo

Un 19 diciembre reivindicativo

La  Sociedad de Amigos de la Cultura (SAC) invita a todas las asociaciones entidades y agentes  culturales  de  Vélez-, a un Paseo reivindicativo el  sábado, 19 de diciembre,  a las 11  de la mañana en el Parque María Zambrano, y recogida de firmas apoyando esta petición 2021:Espacios para la CULTURA

En una perspectiva optimista de superación de la pandemia del Covid19 esta próxima primavera, esperamos que nuestra Corporación facilite a los agentes culturales de nuestro Municipioespacios públicos abiertos (teatro y plaza de El Carmen, Cerro de la Ermita, plaza de la Constitución, las Claras, Casa de Asociaciones, Lope de Vega, Paseo marítimo, patios de los Centros educativos,  salas de exposición, parques, plazas, pistas deportivas …)  necesarios para el desarrollo de nuestras actividades, con criterios sanitarios saludables,  garantizando el bienestar de la ciudadanía (participante y colaboradora) y contribuyendo a mejorar su calidad de vida

La cultura, una industria segura.

La cultura con sus prácticas, o procesos (reales, expresivos, comunicativos) tiene una  función social  y psicológica para la formación de personas, críticas, conscientes capaces independientes y autónomas… ya que su función esencial es   reunirnos  una pluralidad de personas que disfrutamos compartiendo creencias, conocimientos, valores y costumbres. Y nos consideramos industria, con un componente  comercial, como sectores de  producción creación,  difusión exhibición, y distribución de servicios y bienes culturales, ( en el arte, el entretenimiento, las compañías de teatro, el diseño, la arquitectura, la publicidad, la gastronomía, el turismo, la cinematografía  las editoriales, discográficas…).

Fiesta reivindicativa Las Claras

Fiesta reivindicativa Las Claras

LAS CLARAS A LAS CLARAS

15 DICIEMBRE 2018

Hace algo más de un año que, fruto de una honda preocupación ciudadana que venía de muy atrás, nacía la plataforma ‘Las Claras a las claras’. Una plataforma conformada por colectivos, partidos políticos y vecinos a título individual que proviniendo de lugares muy distintos, pensando de modo muy diferente en muchas cosas, siendo por tanto un mosaico muy plural de nuestra sociedad, compartíamos un interés común: la salvaguarda de este emblemático edificio, declarado Bien de Interés Cultural.

Durante este año largo hemos podido comprobar con tristeza algo que sospechábamos pero que no ha sido hasta ahora que tras muchas reuniones, deliberaciones, movilizaciones, intentos de mediación con la autoridades competentes (o incompetentes), hemos podido certificar.  Que el convento de Las Claras no solo, como salta a la vista (y lo que vemos desde el exterior no es lo peor), no solo, decimos, está amenazado, sino que está en franco peligro de desaparición.

Y está en peligro de desaparición fundamentalmente por culpa de un propietario, Unicaja Banco, que pretende rehuir de las obligaciones que la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía le impone en cuanto a su conservación; y no menos por culpa de unas administraciones públicas, la Junta de Andalucía y muy especialmente el Ayuntamiento de Vélez-Málaga, que con sus dilaciones y maniobras de distracción están faltando a su deber de garantizar la conservación de esta joya del patrimonio histórico-artístico de nuestra ciudad.

Las Claras es más que un pedazo fundamental de nuestro pasado, de nuestra historia, del itinerario sentimental de miles de veleños y veleñas. Las Claras y así no cansaremos de repetirlo desde la plataforma, es la piedra sobre la que ha de pivotar el futuro de un barrio cuyos mejores años nos negamos a asumir que hayan quedado atrás.

Por eso frente a la opacidad, la falta de diálogo, la peligrosa indeterminación de algunos, reclamamos su rescate para la ciudadanía y que se garantice su uso educativo y cultural convirtiendo este inmueble en un verdadero revulsivo para el casco antiguo y en un referente comarcal.

Por eso, frente al doloroso fantasma de la desaparición del convento de San José de la Soledad que desde los años 80 nos ha perseguido, decimos que estamos a tiempo de evitar otra pérdida irreparable que las próximas generaciones no nos iban a perdonar.

La Cultura no es el patio privado de nadie. Ni de un gran banco ni de un puñado de políticos dóciles con los poderosos y fuertes con los débiles.

Por eso seguiremos reivindicando allí donde sea necesario lo que es justo.

Porque no estamos dispuestos a permitir que permitiendo caerse a trozos el pasado, nos roben el futuro.

¡Salvemos Las Claras!

Jornada Reivindicativa del 17/12/17 “Las Claras a las claras”.

Jornada Reivindicativa del 17/12/17 “Las Claras a las claras”.

 

El pasado domingo 17 de diciembre y como todos los años en torno al 18 de diciembre, la SAC, organiza su jornada reivindicativa en defensa del Patrimonio cultural de la Axarquía.

En esta ocasión y con motivo de los recientes acontecimientos que se han producido alrededor del Convento de las monjas Clarisas, de Vélez-Málaga, y la creación de la Plataforma ciudadana en defensa de Las Claras, la jornada/fiesta reivindicativa, no podía tener más sentido.

Con música, lectura del manifiesto, poemas, etc…, reivindicamos la cultura con mayúsculas. Unas cien personas nos congregamos en el entorno del convento para manifestar la voluntad de la ciudadanía en defensa de un BIC, que debe ser rehabilitado y recuperado para uso cultural y educativo de todos.

La plataforma lidera esta demanda que debe ser escuchada y tenida en cuenta por todas las instituciones políticas y culturales implicadas en lograr este objetivo. Todos sumamos y nadie queda excluido de este “barco” en el que debemos remar todos a una.

Nos acompañó un día espléndido y pudimos disfrutar de un evento lúdico-reivindicativo; una actividad más, de todas las que vendrán, ya que esto no es el final, sino el principio de esta campaña ilusionante, en la que tienen cabida todos los que quieran unirse a este objetivo de que el convento de Las Claras, como se conoce popularmente a este edificio, pueda ser disfrutado por todos los habitantes de la comarca.

 

PLATAFORMA EN DEFENSA DE LAS CLARAS

  1. Quiénes somos /quiénes queremos ser: La Plataforma.
  2. Actuación de la Coral STELA MARI
  3. Lectura del manifiesto
  4. Música africana
  5. Reseña del convento
  6. Actuación de la rondalla RENACER
  7. Poesía Teatro Artistas
  8. Aperitivo…. Música ambiente – Danza africana

 

Museo del azúcar

Museo del azúcar

Ante la propuesta del Consejo de Europa de considerar el 2015 como Año Europeo del Patrimonio Industrial, cuatro Asociaciones ciudadanas dedicadas a la defensa del Patrimonio Histórico y Cultural en la provincia de Málaga, se plantean un conjunto de actividades a desarrollar durante el mencionado año.

Estas Asociaciones son la Sociedad de Amigos de la Cultura de Vélez-Málaga, la Asociación La Volaera de Nerja, la Asociación Cilniana de Marbella y la Asociación en Defensa de las Chimeneas y el Patrimonio Industrial de Málaga, y quieren iniciar estas actividades  con el presente Manifiesto referido a un conjunto patrimonial tan destacado como es la Fábrica de Azúcar de Torre del Mar.

La Historia de Torre del Mar y de toda la comarca de la Axarquía tiene una de sus raíces más importantes en el cultivo de la caña y en la fabricación de azúcar, desde la época árabe y después, desde finales del siglo XVIII, con la fundación de un trapiche azucarero que funcionaba con mulas. Llegó luego la Revolución Industrial con Ramón de la Sagra, que en 1846 levantó su gran fábrica e introdujo la máquina de vapor. Torre del Mar destacó desde entonces por constituir un destacado paisaje agro-industrial basado en la caña de azúcar.

Desde 1852 tomaron los Larios la propiedad de la fábrica e impulsaron su organización empresarial capitalista hasta 1976 con una continuada renovación tecnológica que mantuvo siempre la azucarera  de Torre del Mar en la vanguardia del sector. Con la explotación monopolista del territorio y sus habitantes, los Larios obtuvieron grandes beneficios económicos, causaron problemas políticos y sociales, pero también dieron vida a la comarca.

En 1991 cerró la fábrica de Torre del Mar en un momento en que ya el primer sector económico de la población había pasado a ser el turismo y la fabricación de azúcar desde hacía bastante tiempo era una actividad complementaria pero que daba trabajo todavía a bastante gente. Desde el momento de su cierre empezaron a surgir distintas ideas sobre el futuro de los edificios y terrenos de la fábrica de Torre del Mar. Entonces comenzaron los planes de rehabilitación y se empezó a hablar del futuro Museo del Azúcar, pero en realidad siguieron otros veintidós años de rentable especulación, lamentable abandono y vergonzoso saqueo de los equipamientos tecnológicos de la fábrica.

A pesar de ello, hoy conservamos todavía elementos importantes de la fábrica de azúcar de Torre del Mar, que la convierten en el conjunto más representativo del Patrimonio Industrial de toda la provincia de Málaga: Tenemos bien conservados dos edificios importantes de la fábrica (la llamada Casa del Ingeniero y la cocina del azúcar); las tres chimeneas, y algunos elemento tecnológicos significativos como la máquina de vapor de los jardines de la mencionada Casa del Ingeniero, los que se están restaurando en el edificio de la cocina o su entorno (una máquina de vacío, 2 tachas y 2 malaxadores) y otros conservados en el almacén municipal (como la valiosa torre de alcohol).

Afirmamos que el conjunto de la fábrica de Torre del Mar debe considerarse el elemento de referencia del Patrimonio Azucarero de la provincia malagueña. En concreto el edificio restaurado de la cocina y los espacios de su entorno deben mantener su significado simbólico referido a aquellos momentos en que Torre del Mar era un destacado paisaje agro-industrial azucarero y este era el sentido de su existencia y fue la razón de su primer desarrollo como ciudad.

Por lo tanto apreciamos que este magnífico edificio del que hoy disponemos los ciudadanos del municipio de Vélez-Málaga puede acoger diferentes actividades relacionadas con la cultura, el turismo y el desarrollo. Afortunadamente es un edificio amplio, luminoso y que combina la modernidad con las referencias de nuestra Historia. Este espacio es hermoso y debemos sentirnos orgullosos del mismo pero tenemos también que saber darle un uso acertado que por supuesto debe ser diverso.  Aquí caben actividades relacionadas con el desarrollo de la comarca, con la formación empresarial y con las muestras de nuestra producción, pero el edificio gana mucho cuando se dedica a actividades de tipo cultural y educativo. Pensamos que el espacio alcanzó todo su esplendor con la magnífica Bienal de Arte y Escuela celebrada hace unos meses y que ha dejado una sensación de la altura cultural, educativa y artística que se puede alcanzar cuando se trabaja bien y se dispone de una infraestructura adecuada.

Pero a pesar de mantener sus múltiples usos, el edificio de la fábrica de Torre del Mar debe tener sus señas de identidad y su función principal como centro divulgativo o museístico del azúcar y su cultura, que se remonta a unos 800 años en la zona del Bajo Vélez. Es un aspecto tan importante en nuestras raíces históricas que justifica de hecho esta dedicación prioritaria. Torre del Mar debe ser el centro de referencia en la zona de la cultura del azúcar. Además contamos con suficientes elementos arquitectónicos como para dar cabida a unos objetos expositivos que nos sirvan para poder «leer» e interpretar esos contenidos históricos. Ya hemos dicho que conservamos algunos elementos tecnológicos, más otros hoy en manos de coleccionistas, que se podrían añadir. Tenemos también un importante legado documental, fotográfico y videográfico. Y contamos con una memoria y con muchos recuerdos todavía vivos que forman parte de la vida de bastantes familias originarias de esta tierra.

Solamente necesitamos la determinación y la imaginación para elaborar un proyecto expositivo que, sin duda, puede ser digno y atractivo para que la fábrica de Torre del Mar, una vez perdida su finalidad productiva, conserve durante mucho tiempo la memoria de una actividad que dio vida y un paisaje atractivo a esta comunidad humana.

 

Jornada reivindicativa de la SAC – La Fortaleza

Jornada reivindicativa de la SAC – La Fortaleza

En el día de ayer, domingo 15 de Diciembre de 2013, celebramos  nuestra  JORNADA REIVINDICATIVA bajo el lema «DEFENDAMOS NUESTRO PATRIMONIO, VEN A LA FORTALEZA. Tenemos que decir que fue TODO UN ÉXITO.
Pasamos un buen rato en la explanada de la Fortaleza a pesar del viento, el público respondió y la SAC ha dado la imagen de siempre: equipo, compañerismo, crítica constructiva, alegría, diversión….

Con la lectura del manifiesto y la colocación de la pancarta, comenzó el acto, que se completó con la visita guiada a la Torre de la Fortaleza y la música de la banda de Jesús Aranda amenizó el acto festivo, pero también con contenido claramente reivindicativo en la línea de nuestra asociación.
Una muestra más de todo lo que nuestra Asociación hace en defensa del Patrimonio y un recordatorio  a  todos aquellos que se preguntan donde está la SAC en determinadas cuestiones (Estación de tren, Pósito, Castillo de Torre del Mar, San Juan, la Fortaleza, etc.?. Para solventar esas dudas les recomendamos que naveguen por esta web y podrán conocer de primera quienes somos y qué hacemos. NOSOTROS ESTÁBAMOS ALLÍ, ¿DONDE ESTABAN LOS DEMÁS?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
error: Contenido protegido