Los colores del incendio – Pierre Lemaitre

Los colores del incendio – Pierre Lemaitre

Fecha: 25 de junio                                                       Hora: 20 h.

Lugar: “Centro Cultural Azucarera”                           Torre del Mar

Resumen del libro

El público y la crítica se rindieron ante la frescura, la plasticidad y la viveza de una prosa en apariencia ligera que, como en los mejores folletines decimonónicos, alimenta una trama envolvente y compleja en la que campan unos personajes que despiertan la curiosidad y estimulan la imaginación. Ambientada entre 1927 y 1933, esta continuación de las peripecias de la familia Péricourt (“Nos vemos allá arriba” 2013) se inicia con el funeral del patriarca Marcel, una ceremonia multitudinaria a la que asiste todo aquel que es, o aspira a ser, alguien en París. Sin embargo, las cosas no pintan demasiado bien para Madeleine, la heredera del ingente patrimonio familiar. Al suicidio de su hermano Édouard, el héroe desfigurado, el encarcelamiento de su ex marido estafador y la muerte de su padre, se añade la delicada situación de su hijo Paul, un niño de siete años que acaba de sufrir un horrible percance. Así, en este momento tan vulnerable de su vida, Madeleine debe ponerse al mando de una entidad financiera con la más que dudosa ayuda de un apoderado resentido, un tío codicioso y gris con aviesas intenciones y un joven amante con ínfulas de periodista. Y todo ello en un ambiente de secretos, traiciones, chantajes y artimañas en el que buscadores de fortuna y politicastros sin escrúpulos medran sin control, ajenos a la inminente quiebra bursátil e inconscientes de la hecatombe bélica que se cierne sobre Europa.

Resumen de la sesión

Espacio nuevo para nuestra despedida del Club de Lectura 2019/20: el Centro Cultural instalado en el edificio de la Antigua Azucarera, gestionado por la Tenencia de Alcaldía de Torre del Mar y a quien queremos agradecer las facilidades dadas. Curso extraño  este último en el que, de repente, tuvimos que cambiar nuestro lugar habitual de reuniones en el Hotel Torremar, celebrándolas  “Todos en casa” a través de wasap primero y de Meet de Google  después, debido a la pandemia. De todas formas nuestro objetivo literario ha quedado más que cumplido ya que no hemos dejado de estar en contacto todos gracias a los libros. La ilusión pudo más que el virus.

Iniciamos la sesión comentando la información que teníamos sobre el autor, Pierre Lemaitre. Nacido en París en 1951, profesor de Literatura francesa y norteamericana, estudió también Psicología, lo que pensamos le ha ayudado bastante a describir de forma fantástica a los personajes de sus obras, una de las características más llamativas de Lemaitre. Tras escribir “Nos vemos allá arriba”, por cuya obra fue muy reconocido y premiado, escribió “Los colores del incendio” que comentamos hoy y a la que se añadirá “El espejo del sufrimiento” para completar la trilogía que se titulará “Los hijos del desastre”. Según nos comentó una de las asistentes a la tertulia, Lemaitre en una entrevista, manifestaba que en Francia había muy pocas novelas que trataran sobre la ocupación de  los nazis a raíz de la Segunda Guerra Mundial. Que él pensaba que este tema para los franceses era considerado como tabú. Alguien opinó que podría ser porque una gran mayoría de franceses colaboraron con el Gobierno que instauró Hitler en Francia, mientras que otra parte se opuso desde la Resistencia. Se comentó que sin embargo en Alemania, sí se ha escrito sobre lo que ocurrió en su país y eso les ha servido de catarsis. Incluso en España ha habido mucha literatura sobre nuestra Guerra Civil. Alguien opinó que su obra tiene mucho éxito  porque es un escritor de masas que escribe sobre lo que a la gente le agrada; lo que les interesa. Escribe sobre historias que les gustan a todos. Hace lo que a la gente le gusta y lo hace bien.

A continuación iniciamos el  análisis de la obra con una pregunta ¿Es creíble su argumento? Pero  matizando que no se puede desligar el tema que se trata en la novela del momento histórico en que tiene lugar. La primera opinión considera que no es muy creíble que una mujer sola, Madeleine, aunque tenga la ayuda del Sr. Dupré, pueda ejecutar la venganza a estos tres protagonistas: al Sr. Joubert (administrador de su fortuna), a Charles Pericourt (su tío) y al que fue preceptor de su hijo, André Delcourt. Emplea mucha astucia, ¿pero tiene tanta capacidad? Además, dijo, el tema de las venganzas no me va. A lo mejor ciertos lectores- manifestaba -, pueden sentir satisfacción porque así “pagaban” por el daño que le habían creado anteriormente a Madeleine. Para que un libro guste, – es otra opinión – el principio debe ser sorprendente y su final apasionante. Aquí el final es predecible. A mí no me ha gustado porque la historia no me ha parecido real. Otra opinión se centra en lo creíble de la intensa amistad de la cantante de ópera Solange Gallinato con Paul, el hijo de Madelaine, que tenía ocho o nueve años de edad. Alguien sugiere que pudiera influir en esta amistad su situación personal (estaba sin movilidad tras una lesión en la columna vertebral) y una intensa relación epistolar que le convierte en un gran admirador de la cantante y un recíproco cariño por parte de ella.

Y lógicamente, también hubo opiniones diferentes. Para mí – se dijo – la situación y el comportamiento de los personajes que rodean a este argumento, son creíbles. En la primera parte aparecen muy bien definidos todos ellos y cuando llega la segunda parte, donde se ejecuta la venganza, tú ya los conoces perfectamente y sabes cómo van a actuar. Aquí se observa el análisis que como psicólogo hace el autor de cada uno de los protagonistas. La trama sí me parece interesante y engancha, por sus personajes. Interesante también la similitud que tiene esta obra con “El Conde de Montecristo” de A. Dumas de quien se siente admirador Pierre Lemaitre. En este caso se cambia héroe por heroína. Una mujer de la que en los inicios de la novela no se espera nada especial, ya que es postergada hasta por su propio padre que la considera incapacitada para el mundo de las finanzas. Se resalta que una persona como Madeleine (una hija de papá de vida simple) sea capaz de urdir un plan maquiavélico de venganza para recuperar la fortuna que le quitaron y castigar a quien abusó de su hijo. También hay quien opina que el determinismo social condujo a los avatares de los personajes y si la credibilidad es cuestionable en algunos, no así ocurre con la verosimilitud del conjunto, muy lograda por escarbar en las bajas pasiones humanas.

Se destacaron el abanico de personajes, tanto femeninos (Madeleine, Lèonce, Solange Gallinato, Vladi, Hortense y sus hijas Rose y Jacinthe) como masculinos (Gustave Joubert, André Delcourt, el Sr. Dupré, Charles Pericourt, Robert Ferrand, Jules Guilleteaux), todos perfectamente definidos por el autor. Para uno de los asistentes ninguno de los protagonistas sale bien parado, aunque, en general, el personaje de Vladi resultó simpático. No me identifico con ninguno de ellos pero el autor busca castigar a los que hicieron el mal a través de la venganza de Madeleine y eso es una manera de identificarse con el público.

Todos coinciden en que la novela tiene su momento clave cuando Madeleine descubre  que Lèonce, casada ahora con Gustave Joubert, lo estaba también con su “amante” Robert Ferrand. Y también se resalta el paralelismo de aquella época (1.927-1.933) con la actual  (¿o podremos decir de siempre?) a través de los comportamientos del Banquero Gustave Joubert, el político Charles Pericourt o el Director del periódico Jules Guilloteaux. Tráfico de influencias, uso de información privilegiada, enriquecimiento ilícito, fraudes fiscales, evasión de capitales, publicar información falsa pagada, etc. O la doble vida que llevaba el preceptor de Paul, André Delcourt.

Hay quien no está de acuerdo con la venganza planeada por Madeleine y los métodos empleados para llevarlos a cabo, especialmente con los medios empleados contra el preceptor de su hijo. Pero otros sí lo están como castigo al complot urdido entre Lèonce, Gustave Joubert, Charles Pericourt y Jules Guilloteaux para arruinar a Madeleine y salir beneficiados todos ellos de una u otra forma.

Su estilo es fácil de leer, destacando la definición de sus personajes perfectamente encasillados cada uno en su papel, así como una excelente labor de documentación. En esta historia de traiciones y venganzas donde el autor combina tragedia y comedia, están también presentes la crisis económica de 1.929 y  los inicios del nazismo y el fascismo lo que nos ayuda a conocer un poco mejor este período de la  historia europea.

0-o-0-o-0-o-0-o-0

Próximo libro: “La sospecha de Sofía”                         Autora: Paloma Sánchez Garnica

Fecha: 15 de octubre                                                      Hora: 20h.

Lugar: “Hotel Torremar” de Torre del Mar               

Marianela – Benito Pérez Galdós

Marianela – Benito Pérez Galdós

Próxima cita el jueves 21

Fecha: 21  de mayo                                 Hora: 18 h.                                                    

Lugar: Tod@s  en casa                                   

Resumen de la obra

«Nuestra imaginación es la que ve y no los ojos.»

Marianela es una joven pobre, deforme y menospreciada por todo el mundo. Solo encuentra consuelo y un hombro sobre el que apoyarse en Pablo, el hijo ciego del dueño de las minas de Socartes, a quien la desdichada muchacha hace las veces de lazarillo. Sus paseos y sus conversaciones devienen en un lazo que parece inquebrantable, y Pablo promete a Nela casarse algún día con ella. Sin embargo, la posibilidad de una cura para su ceguera hará tambalear los cimientos de un amor que trasciende toda apariencia y posición social. La relación del ciego con su lazarillo ha quedado como una de las más bellas surgidas de la pluma de Galdós.

«Marianela» (1878) pertenece a lo que Galdós llamó Novelas de la Primera época (que comprenden obras como «Doña Perfecta» y «Gloria»). La vida trágica de la muchacha Nela, es el hilo conductor sobre el que se entrelazan tres temas: la ceguera y su posible cura, la relación sentimental y la situación socioeconómica. La maestría del escritor canario se demuestra en la articulación narrativa de las oposiciones principales: belleza física y belleza moral; industria y agricultura, el hoy y el ayer; cultura y naturaleza. En esta, una de sus más populares novelas, Galdós ofrece una visión hastiada de una sociedad decadente.

Resumen de la sesión

Iniciamos la sesión haciendo un breve repaso a la biografía del autor. Don Benito Pérez Galdós (1.843-1.920) es el máximo novelista español del S. XIX. Alguien dijo que es el mejor novelista español después de Cervantes. A los 19 años  estudia la carrera de Derecho en Madrid pero la abandonó. Escritor progresista, escribió obras en prosa y verso y  obras dramáticas. En los inicios del S. XIX ingresa en el Partido Republicano. En 1.907 volvió al Congreso y en 1.909 llegó a ser con Pablo Iglesias jefe titular de la conjunción republicano-socialista. En 1914 es elegido diputado por Las Palmas. Él no se sentía político, se apartó enseguida de las luchas por el “acta y la farsa”.  Conoció al fundador de la Institución Libre de Enseñanza don Francisco Giner de los Ríos y mantuvo mucha relación con José María de Pereda, perteneciente al realismo como él, pero de ideología más conservadora. Precisamente una de las características más destacadas de D. Benito va a ser las buenas relaciones que mantuvo con otros escritores y políticos de ideologías diferentes a la suya. Para conocer bien España se dedicó a reconocerla en coche de ferrocarril de 3ª clase, codeándose con los míseros y hospedándose en posadas y hostales de mala muerte. En 1.905 le fue negado el apoyo de la Academia para presentar su candidatura al premio Nobel por sus tesis anticlericales. Al final de su vida se quedó ciego. Murió en1.920 y el día de su entierro, unos 20.000 madrileños acompañaron su ataúd. En todo el país se lamentó su pérdida.

Para algunos de los presentes, dejando aparte  los “Episodios Nacionales”, su obra cumbre, “Fortunata y Jacinta” es su mejor obra, así como “Misericordia” la más destacada para otros. En ellas D. Benito reivindicaba la cultura popular siendo sus protagonistas las clases más miserables de la sociedad. El ambiente que nos narra en “Marianela” es parecido al existente en otras zonas mineras europeas encontrando algunos cierta similitud con “Los miserables” de Víctor Hugo. El estilo (realismo), busca contrastar la pobreza de las clases trabajadoras (representadas por los mineros y la familia Centeno a la cual se unió Nela), frente a las familias  ricas del lugar, (Francisco Penáguilas, padre de Pablo, Teodoro Golfín el ingeniero de las minas y su esposa Sofía). Se resalta la frase en la que Teodoro Golfín, el médico que va a curar a Pablo, le dirige a sus cuñada Sofía sobre la hipocresía de sus comportamientos caritativos organizando actividades pomposas para ayudar a los demás, pero luego no se preocupaba de que Nela, a quien veía frecuentemente, no tuviese zapatos y pasase de las necesidades básicas de ella. Algunos destacan este comportamiento como un “postureo” de Sofía, en el que Pérez Galdós utiliza las palabras del oftalmólogo para criticar a la burguesía española que tranquilizaba su conciencia con comportamientos de este tipo. Otros, quisieron destacar los paseos de Nela y Pablo que parecen sacados de una novela romántica. Un canto al amor que, llevado al extremo, finaliza en un drama tremendo.

Llegados a este punto, nos preguntamos si la historia que relata Pérez Galdós es creíble o no. “Yo la veo normal dentro de la época en que está situada la novela, aunque haya otras historias que no lo son. En este caso el autor se mete en el alma y las emociones de los personajes. Pablo sólo puede ver la belleza interior de Marianela”. Hubo otra opinión: “Una cosa es si es creíble o no y otra cosa si es natural o una ficción. Pablo y Nela estaban enamorados según plantea el autor, pero cuando recupera la vista, Pablo se olvida de ese enamoramiento. Luego se enamora de la prima, que casualmente es guapa y rica, mientras Nela se muere de pena. Yo creo que está más cerca de un folletín que de una novela”. Lo cual es aprovechado por otra de las asistentes para decir que en esos tiempos gustaba mucho a cierto público este tipo de argumentos y que quizá en esta primera época fuera utilizado por el autor para darse a conocer como escritor. En obras posteriores se nota como Galdós va mejorando en argumento y estructura. Por ello me gusta más “Misericordia” Otra visión del tema fue que Pablo admiraba la belleza en general a través de Nela y cuando recupera la vista, lo primero que ve es la belleza de su prima, pensando que la belleza de esta le correspondía a Nela. Antes, Pablo lo veía todo a través de las historias que le leía su padre y las explicaciones que del mundo que les rodeaba le daba Nela; esa belleza que le habían transmitido ambos la ve reflejada en su prima Florentina a quien se declara. Pablo aún no ha visto a Nela después de su operación. Alguien recuerda que este tema, el de la belleza  interior y exterior, así como la hipocresía de las clases acomodadas con los más humildes, tranquilizando sus conciencias, son algunos de los muchos mensajes que nos quiere transmitir el autor en esta obra. Otro de los asistentes quiere destacar la crítica social al momento que se está viviendo en España. Cuando nos cuenta las vidas de los hermanos Golfín (médico e ingeniero de origen humilde) quiere resaltar la importancia del esfuerzo personal ante el abandono del Estado a las clases más desfavorecidas  representadas en Nela. Galdós nos cuenta también como Celipín, el pequeño de la humilde familia Centeno, es capaz de romper con el entorno y marcharse del pueblo. Se señala la amistad entre Celipín y Nela sobre todo por la ayuda que esta le proporciona dándole los míseros ahorros que podía conseguir para que él lograra cumplir sus sueños. Se destaca el consejo que le da Nela a Celipín al marcharse, de que no olvide a sus padres y les ayude cuando pueda, a pesar de lo mal que estos se habían portado con él. Se resalta la generosidad del Dr. Golfín, que es quien más se preocupa por Marianela reconociéndole unos valores que nadie antes, salvo Pablo, le habían reconocido. Todo lo bueno que Nela tenía lo había aprendido por ella misma, de forma natural, ya que nadie se había preocupado de enseñarle nada.

Se analizan los mensajes que transmite la obra y que son muchos si conocemos las preocupaciones sociales de Pérez Galdós. Es el triunfo de la realidad y el progreso científico sobre la imaginación. Se destacan las siguientes dicotomías: la belleza física y la belleza moral, industria y agricultura, el hoy y el ayer, cultura y naturaleza, caridad frente a justicia social. Y una serie de denuncias como la explotación familiar en la casa de los Centeno, el trabajo inhumano de las minas, las grandes diferencias sociales o la miseria general que se respira en el ambiente de la novela. La relación entre Pablo y Nela ha quedado como una de las más bellas historias de amor de Galdós.

Y  por último, las opiniones personales. “Me hubiera gustado que cuando Pablo recupera la vista, hubiera tenido más encuentros con Marianela y ver la reacción que pudiera tener al estar frente a ella. Conocer la reacción de Pablo al ver el físico de ella. Me han faltado encuentros de Pablo con Nela desde que Pablo recupera la vista.” O esta otra: ”Me ha gustado mucho la obra, pero echo en falta que Galdós hubiese escrito más sobre la escena final. Me ha parecido un final muy precipitado.” “Para mí, el relato final de la obra es muy realista”. También se resalta que una de las cualidades más destacadas de Galdós es lo bien que describe a cada uno de los personajes y que recurre a pinturas muy conocidas para explicar la similitud con ellos (como por ejemplo compara la belleza de Florentina con la Virgen de Durero). O estas opiniones: “Yo valoro la obra en lo que se refiere a la descripción de paisajes y personajes, pero el final es poco creíble.” “La obra la considero menor dentro de su obra general. Me gustan más “Fortunata y Jacinta” o “Misericordia” que propongo para el próximo Curso literario, ya que todavía estaremos en su Centenario.”

Si ha sido una satisfacción el haber homenajeado a D. Benito en el centenario de su fallecimiento con “Marianela”, lo ha sido también el haber logrado celebrar este encuentro del Club de Lectura mensual a través de los medios audiovisuales de que ha dispuesto cada uno desde su casa.

0-o-0-o-0-o-0

Próximo libro: “Los colores del incendio”     Autor: Pierre Lemaitre

Fecha: 25 de junio          Lugar: Tod@s en casa        Hora: 18h.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
error: Content is protected !!